Cómo se pescan

PINCHO

Consiste en una caña de seis o siete metros con una línea madre de unos 500 metros. De la línea madre cuelgan unos 20 o 25 anzuelos. Normalmente, cada barco lleva cuatro o cinco cañas.

Un vez que los peces pican, el pescador recoge la línea madre con un carrete eléctrico o hidráulico.

CURRICÁN

Esta técnica consiste en remolcar sobre la superficie del mar una serie de líneas de hilo sobre las que cuelga un anzuelo y un cebo artificial.

El cebo artificial se construye a bordo con hojas de maíz blanqueadas con lejía o con cintas de colores, especialmente rojas, azules, amarillas y verdes.

Las líneas de hilo cuelgan de cuatro varas que a menudo son elaboradas a partir de ramas de eucalipto. Suelen ser de una longitud entre siete y doce metros.

Durante la faena de pesca, las varas se disponen abiertas en forma de abanico. El barco se desplaza a una velocidad de cinco nudos/hora, desplazando los cebos artificiales sumergidos a una profundidad de diez centímetros.

Una vez que el bonito queda atrapado en el cebo, los pescadores lo halan para acercarlo al barco y poder pincharlo con una lanza denominada bicheiro para así subirlo a bordo.

PALANGRE

Este aparejo está formado por cabos con una longitud variable. Del cabo principal cuelgan otros cabos más finos, que variarán de longitud en función de la especie que se vaya a pescar. De cada uno de estos cabos lleva un anzuelo. La distancia entre estos cabos también varía dependiendo de la especie e capturar.

Los palangres pueden ser de superficie, de fondo, y de fondo y demersal conjuntamente. Normalmente se utiliza como cebo la caballa congelada.

Las mejores horas para este tipo de pesca son las de la noche, aunque depende de la especie de la que se trate.

REDES DE ENMALLE FIJAS

En esta modalidad de pesca se mantiene la línea de flotación de la red en la superficie. La red permanece fija mediante pesos o anclas, al contrario de lo que ocurre con las redes de deriva.

Están formadas por varios paños de red colocados de forma vertical sobre el fondo. Cuando los peces intentan atravesar la red, quedan atrapados. En algunos casos, son de color transparente para que los peces no puedan detectarlas.

REDES DE ARRASTRE DE FONDO

El arrastre consiste en remolcar una red con forma de bolsa por el fondo del mar para capturar especies demersales.

REDES DE CERCO

Las artes de cerco se utilizan principalmente para la pesca de especies pelágicas. La principal característica de esta modalidad de pesca es que antes de largar hay que comprobar la existencia de peces en ese punto. Cuando los pescadores detectan un banco de peces, largan una red rectangular al mar para interceptar su paso, rodeando los peces. La red, en su parte inferior, tiene un cabo que se llama jareta que sirve para cerrar la red dando lugar a una bolsa en la que quedan atrapados los peces.

 

554178 visitas
Colaboradores Cofradíaa